jueves, 5 de febrero de 2015

Los chanchos

No hay comentarios.:
Ayer fue el día internacional del cáncer. Mientras trataba de invitar a las diferentes fundaciones a un congreso que mi querida amiga Edith  y su equipo de la Fundación Flexer realizará en Buenos Aires, investigué un poco sobre las fundaciones de ayuda al niño con cáncer en nuestro país. (Paraguay).
Encontré varias organizaciones que hacen el esfuerzo de ayudar a familias afectadas por este mal. Entre esos gratos contactos que se presentaron, telefónicos o vía redes sociales, intercambié experiencias comunes con mujeres valientes que también tuvieron que mover cielo y tierra en el exterior o en Paraguay para salvar a un hijo, que quizas no sobrevivió pero por el cual se hizo todo el esfuerzo humano posible. Y otros casos como el mío, en donde el tratamiento fue exitoso y el cáncer remitió.
Después de esas conversaciones creí necesario exponer ciertas cosas que por ignorancia suceden en nuestro país. Creo que la ignorancia mata mas gente que el cáncer.

Hay un dicho en guaraní que está cerca, pero que creo que la cosa ya es mas grave.
''La tavy ndañandejukai, ñandeguerko asnte''
 La ignorancia no mata pero nos hace vivir muy mal, en guaraní.  

El cáncer no se cura con un remedio, es un proceso y un trabajo de equipo y aun así a veces no funciona. Solo Dios en su soberanía sabe que va pasar con los enfermos y con los sanos, porque nadie tiene la vida comprada. Para que un niño reciba el tratamiento adecuado, necesita el diagnóstico correcto (cuando mas temprano, mejor) y el plan de tratamiento (protocolo).
Y por supuesto el tratamiento en sí y los cuidados.

¿Quienes son los responsables de esto?

Diagnóstico: (estudios costosos), lo realizan los médicos especialistas con conocimiento y experiencia con el soporte de especialistas en estudios complejos provistas por el Estado.
Plan de tratamiento: especialistas.
Tratamiento en la practica: licenciados (enfermeros)
Cuidado: familia
Medicamentos y procedimientos hospitalarios: Estado

Imaginemos que una familia llega a un hospital público paraguayo. Hay un niño con nariz sangrante en episodios que se repiten , sin apetito, muchos moretones sin explicación y con mucho desánimo. La abuela ya le dijo mil veces a la madre que tiene "bichos" y le dio varios remedios yuyos sin resultados. En la escuela le dijo la maestra que su hijo es "pashá" (haragán en guaraní) y no hace bien educación física por malcriado. Entonces sin suerte en los Centros de salud, llega a Asunción enviada por algún clínico o pediatra del interior, que por cierto, en su centro de salud no la pasa bien porque recursos...cero. Pero bueno, nuestra historia sigue y se le recomendó a la mamá llevarlo a Asunción.  
Ya se habló incansablemente de que en nuestro país el Estado no provee, en muchos casos, los estudios complejos. Ahí se frena lo principal : el diagnóstico temprano. No obstante eso va mejorando, y veo que en muchos casos se realiza bien y de manera gratuita.
Recuerden nada es absoluto. Ni en tiempo ni en espacio. A veces hay, a veces no.
Supongamos que se ha realizado el diagnóstico certero y los médicos contaron con el apoyo del Estado paraguayo en eso, y hay que arrancar el tratamiento.
Hasta allí todo marcha sobre rieles. Pero ahora las indicaciones del médico, que estableció el plan de quimioterapia, que tenia el conocimiento, que hizo el esfuerzo de ir al exterior y puso todo de sí quemándose las pestañas, o tal vez no fue a otro país pero asistió a congresos y sabe lo que hace.  Ahora todo está en manos de los licenciados. La lista está , las indicaciones, la rutina, los nombres de los medicamentos, suponiendo que los medicamentos no faltan, y el enfermero comienza a administrar el tratamiento, un enfermero que se recibió en Santa Librada. Y mezcla mal los químicos, y apura el goteo porque esta apurado porque es el día de los enamorados y ya se quiere ir. Soy irónica. Pero la razón quizas sea algo mas lógico, como que no tiene guantes o lo que sea que no está a su alcance resolver.
Y hace mal el trabajo. Por ejemplo, en la indicación  dice Ondasentron  y no tiene la droga. Y la mamá no sabia que era necesario porque no preguntó si le pusieron todas las drogas que indica la orden...y el nene vomita y se deshidrata después de la quimioterapia. Y ahí ¿quien tuvo la culpa?. No fue el médico, el dio la órden correcta. El licenciado no puede comprar la medicina de su bolsillo. La mamá no preguntó o no tenia dinero para comprarlo.
Volvamos a iniciar el bucle de nuevo supongamos que hubo medicamento, y todo salió bien. Fue el Estado, o el médico se dio cuenta porque controló el procedimiento y el licenciado le avisó, y gracias a alguna asociación o fundación o persona solidaria o redes sociales o lo que sea, todo salio bien.
Entonces le avisan a la mamá que va tener que quedarse en Asunción un mes para continuar con el tratamiento.  Entonces la organización Sol, Fe y Amor le ofreció albergue a la familia.

Entonces la mamá dice: no puedo quedarme tanto tiempo, si yo no vuelvo a mi casa nadie va darle de comer a mis chanchos, y no puedo perder todo por un enfermo. Si va morir, va morir nomas.
Y vuelve a cuidar a sus chanchos.

¿Entienden porque muchos niños mueren en el Paraguay?


Obs: Los datos en los que se pueden  encontrar enlaces son reales.
Si encuentran  algún parecido con la realidad no es coincidencia. .


Puede reemplazar en la frase la palabra "chancho" por "marido".





jueves, 22 de enero de 2015

El carnet de madre

No hay comentarios.:
Ese día que me enteré que estaba embarazada, se me llenó el cerebro de preguntas. No entendía que parte de mi vida iba a cambiar, pero ya sabía que alguien ocupaba toda mi atención. No era para menos, mi cuerpo ya no era solo mío. Ya no podía tomar algunos medicamentos, no debía alzar cosas pesadas, etc. Todo por cuidar la existencia de esa otra persona que habitaba en mi.
Pasaron los meses y ya no era posible agacharme, oler ciertas cosas, y comer otras. Mas adelante tuve que dejar de dormir hacia un lado, y me tenía que levantar ochenta veces a hacer pis a la noche porque mi vejiga compartía su espacio con ella.  Los últimos días no podia respirar.
Esa barriga ocupaba toda mi existencia, toda mi espectativa, todas mis dudas, toda mi emoción.
Cuando nació, sentí lo que nunca antes había sentido por un ser vivo. Estar enamorado no es nada comparado a eso. Ahora me levantaba a mirar si respiraba, en vez de dormir.
Poco y nada me importaba mi cuerpo, de él solo esperaba que tenga leche suficiente y fuerzas para alzar upa. El mundo giraba al rededor de un astro llamado Anita. Recibí mil consejos de como criarla, mil preguntas de cómo, cuándo y qué. Cada día amanecía cuando ella se despertaba, y terminaba cuando ella se dormía. Si dormía la siesta, ese era tiempo de salir o hacer otra cosa.
Entrar al baño con la puerta abierta si estaba en la cuna, y con ella cuando empezó a caminar.
Ir a fiestas, al super a la iglesia al shopping todo dependía del frio, del calor,  de su estado de salud o de sus cólicos. Y así crecimos. Le enseñe a hablar, a escribir, descubrí que era zurda. Le enseñé los colores.  Decidí estudiar solo si ella podía quedarse con su abuela, mi mamá. Y esa vida dependiente de sus sonrisas o llantos, se unió a las sonrisas y llantos de Lucas y así de mis cuatro hijos.

Absolutamente todos mis actos estaban calculados por el giro de sus vidas. Toda mi agenda.
Por amor, no por esclavitud, extraña cosa que nos hacen sentir los hijos.
Y una piensa que eso va durar toda la vida.

Hace dos semanas Anita viajó a Alemania. Se lo ganó, yo le enseñé español, pero ella aprendió inglés, portugués, alemán...

Se fue a estudiar. Cuando me contó a principios del 2014 que existía la posibilidad de una beca para ir a Europa a estudiar  y  que la condicion era aprender un idioma del que no tenía la menor idea...yo ya sabía que ella se iba ir. La conozco porque yo conozco su respiración.
La canción que mas repitió este año fue Océanos, ella sola se profetizó que se iba ir muy lejos, más allá de lo soñado. Cruzando el mar. Se cumplió.
Y yo sé que esto recién empieza. Alguien por ahi me dijo que no debia dejarla ir, que es chica.
La conozco. Confío en ella y en Aquel que ha cuidado a mis hijos siempre.
Quien pudo sanar el cáncer, podrá cuidar un avión o poner ángeles para que la cuiden ¿no?
Hace unos días le dije que me preocupé.
Me dijo "pero ma solamente pasó un día"

Me olvidé que ya no debo controlar si respira.
Hace unos dias pensé que el whatsaap me iba traer el mensaje...te extraño quiero volver...cuando leí "ma la universidad cuesta tanto, ¿vamos a poder?" lo que sospeché...quiere estudiar ahí. Despues me dijo que nos extraña a todos.
Y eso era lo que soñé para ella. No pensé que iba llegar tan rápido.
El carnet de madre tenia fecha de vencimiento.
Bueno el amor de madre no, pero el trabajo de madre sí.
Dedicado a Baby (Estela Molina) mi compañera del cole que en mi mente permanece con 17 años. Pero ella y yo ya somos de las que estan empezando a darse cuenta que el carnet va venciendo.







miércoles, 14 de enero de 2015

Medicamentos oncológicos a disposicion

No hay comentarios.:
Tengo a disposicion de quien necesite en la zona de Asunción del Paraguay o ciudades cercanas, los siguientes medicamentos:
Gracias a Gustavo y Martita que los donaron a pesar del dolor.

Hay a disposicion del quien necesite: 
3 Suero solucion de clorato de sodio0.9 Braun
2 Solucion ringer con lactato
2 Doxatar dexametasona 8mg
17 plasil 5mg
43 morfina clorhidrato 1%
3 Buscapina 20 mg
5 dolgenal 60 mg
8 Ondasentron 8mg
11 Jeringas.de 5ml
27 cajas de Metasone 8

Pueden escribir a elda@mihijoyyo.com

domingo, 30 de noviembre de 2014

¿Mami, como sabemos que Dios existe?

No hay comentarios.:
Mi blog abandonado, este que se frena por temporadas, en las que no quiero acordarme que fui yo la que lo escribí. Que fue mi hijo, que son mis vivencias. Como si uno pudiera liberarse de su propia historia.
Vuelvo cada tanto porque hablo con mucha gente, gente que necesita una guía o una historia de la que agarrarse para seguir. Alguien que le diga ''yo pasé por eso''. 
Vuelvo porque hace unos días mi hija menor me hizo una pregunta contundente. 

Me preguntó ¿Mami, como sabemos que Dios existe?  

Mientras pensaba innumerables composiciones para armar una respuesta, me percaté de una realidad que pocos entienden. No lo vemos, no lo podemos tocar, no lo escuchamos, no lo olemos.
Entonces la única manera de explicarle como Yo creo, es contándole mi experiencia con Él.
Puedo y de hecho lo hago, leerle la biblia , contarle las historias de David y Goliat y de Noé y todo eso que ella puede ver en un vídeo o escuchar en un sermón en la iglesia. Puedo contarle como Pablo sanaba enfermos o como Pedro pasaba con su sombra y cambiaba la vida de la gente , y como Annacondia o Dante Gebel...pero no me sirven los milagros prestados. Suman, pero no es suficiente.
La única anécdota valiosa para ella y la mas sincera es la de mi propia experiencia.
Como yo misma recibí alguna señal de Dios, una respuesta a alguna pregunta que solo yo sabía, un pedido loco, un milagro mas profundo que un "quiero que mi hijo esté sano".
Son las experiencias que viví antes de que me sucediera esto, antes de que tenga un gran motivo para escribir un blog. Todo eso que solo se potenció cuando mas necesitaba acciones sobrenaturales de parte de ese Dios que yo conocía pero que no habia visto actuar así.  Sabia que en teoría cuando yo esté en problemas Él deberia estar ahí, pero vivirlo cambia algunas percepciones.
Ella con sus 8 años no leyó mi blog, y conoce de paso la historia de Lucas, pero no la conoce en profundidad, porque en ese anhelo de olvidarme ya no lo recuerdo, y solo cuento parte de esa historia cuando me invitan a contarla en algun evento.Su pregunta me mostró que es muy difícil (por no decir imposible) hablar de alguien a quien uno no conoce de primera mano.
Puedo contarle mi experiencia pero no puedo mostrarle a ese Dios que busca.  Ella sola tendrá que establecer un contacto y armar su propia historia con Dios.
Yo no puedo mostrárselo ni hacer que crea, pero puedo contarle como El me demostró que está ahí.
También me recordó el valor del testimonio. Si bien mucha gente pudo haber leído este blog, y ya conozca los milagros que yo le atribuyo a Dios y otros le adjudican a mi suerte,  hay gente nueva, nuevas generaciones que necesitan saber que hay milagros aún.
Hay mucha gente haciendo quimioterapia  y muchos padres que están comenzando este difícil sendero y necesitan saber que:
Lucas tuvo cáncer, a los 6 años, hizo mucha quimioterapia, muchos me llamaron loca por llevármelo a Argentina sin recursos y sin esperanzas, (no se si soy capaz de volverlo a hacer), pero el martes cumple 14 años y acá esta mas sano que nunca. Creí ingenuamente en Dios, y estoy segura como que me llamo Elda, de que creer en Jesús asi, es lo mejor que puedo hacer en la vida, aunque parezca tonta.
Y no puedo enseñarle a nadie como creer, solo puedo decirles que yo lo conozco y que está ahí donde lo busques.

Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Mateo 11:25




domingo, 9 de noviembre de 2014

Lo que me enseñó este blog

No hay comentarios.:

Se acerca el día del blog, están todos cordialmente invitados.
Hace unos cuatro años, el 13 de agosto del 2010 para ser exacta, este blog se llevaba un premio.
Nada mas y nada menos que El mejor blog del Paraguay, ante el asombro de muchos y sobre todo de la que suscribe.
Es que este blog no se había hecho como para participar de ningun concurso. Solo era un blog, un medio (nuevo para mi) que me permitía salir de mi casa, sin salir.
Este blog me enseñó a escribir en "público".Compartir lo que uno siente o vive de manera inteligente,  no es tan fácil.  Es que mi historia no era un invento. No se trataba de un cuento, se trataba de mi vida, que a pesar de estar llena de situaciones de otro planeta, era real.
En sus inicios se llamó Mi hijo y yo en la lucha contra el cáncer. Con el tiempo aprendí que era un título muy largo, y que el dominio Blogspot, no era visto como "serio".
Blog que se respete debe estar alojado en un  punto com. Ademas la palabra cáncer ya me pesaba. Prefería no verla.
Ganar el premio me abrió las puertas a un mundo que no conocía en lo mas absoluto.
Casi una élite de intelectuales con internet: los bloguers, los comunicadores independientes.
Eran casi todos de una franja etaria muy específica, eramos pocos los "viejos" (36 años era mucha edad para esto).
Una vez alguien me tuiteó preguntando cuales atributos debía tener su blog para ganar el concurso, que por cierto solo se llevó a cabo en dos oportunidades y nunca se volvió a realizar ni siquiera algo parecido: en el 2010 el año en que gané y el 2011 donde tuve el privilegio de ser  jurado.
Volviendo a la pregunta via TW, me lo preguntaba como diciendo que "accesorios" eran necesarios. Si diseño o artilugios, o formas de enlazarlo a las redes sociales.
La verdad es que nada de eso sumó para que este blog sea premiado. Mi diseño era una plantilla común y gratuita de blogger y mis enlaces a redes sociales eran nulos.
No usaba Twitter, la red social de los mas entendidos. Mis lectores asiduos eran mis ex alumnos, mis conocidos y alguna mamá que se prendió al blog atraída por el llamativo título. Sin duda yo era una absoluta caradura utilizando esta plataforma.
Ah casi me olvido, me comía acentos y muchas a veces tenia faltas de ortografía. Gracias a Dios tengo buenos amigos que al ver errores me avisan.
Entonces Elda ¿qué fue lo que el jurado vio en tu blog?
Supongo que encontró los sentimientos de una mamá haciendo de todo para salvar a su hijo de una enfermedad que mata. Tal vez la historia de miles de familias. Una historia de esperanzas, de solidaridad, de amistad, de crisis, de una mujer cualquiera en un blog cualquiera, pero con muchas situaciones que si otros conocían tal vez...podrían sentirse animados.
Este blog me enseñó también que no debo preocuparme por las opiniones de los que no entienden.
Aquellos que no entienden de medios digitales, los que no entienden de cáncer, y los que no entienden nada. Sobre todo de estos últimos.
Una preocupación de otros medios es la cantidad, los likes, los números, el posicionamiento. Y la verdad es que con el tiempo me gustaría que nadie tenga que pasar por aquí atraído por la etiqueta #cáncer o #cancerinfantil. Con el tiempo me gustaría cerrar el boliche, y de hecho varias veces quise cerrarlo porque quería estar lejos del tema principal.
Pero no puedo. Si bien Lucas esta sano, y si tengo problemas referentes a sus controles u otras cosas ya no quiero hacerlos públicos, este blog trajo a mi vida a muchas otras familias que apenas inician sus propias luchas contra el cáncer y otras enfermedades complejas y caras. Por este medio sigue la solidaridad, los contactos. Acá todavia me encuentran. Y si bien se agregó, Facebook, Whatssapp, Skype, Twitter, y cuanta red social existe para encontrarme (Hasta Google + sirve para eso), este blog es como la central de las sucursales.
Sigo tratando de hacer lo posible por guiar a los papas que necesitan ir a Buenos Aires a buscar esperanzas, trato de guiar a los que se quedan acá, trato de consolar a los que tienen un hijo en terapia intensiva, trato de conseguir drogas, pasajes, viáticos, hospedaje. llevo yo misma familias hasta los hospitales argentinos. Todo esto gracias a los amigos que me apoyan los que gané gracias a Internet, al blog al premio y sobre todo porque Dios sigue dándome el mayor y mas grande de todos los logros de mi vida: un sobreviviente sano que ya esta por cumplir 14 años en pocos días.
Quisiera poder hacer mucho mas, quisiera que ninguna mamá pase por lo que yo pasé.

Esa es mi historia, es el alma de este blog, eso y nada mas lo hace importante.
Gracias a todos ustedes por seguir haciendo clic por acá.
Les comparto algunos lindos momentos en fotos.
Para lo que sea estoy en elda@mihijoyyo.com
El dia del blog es en la Universidad Autónoma de Asunción, el próximo 15 de noviembre,  acá van mas datos

Revista Ella http://www.highclass.com.py/elda-y-lucas/ 





lunes, 22 de setiembre de 2014

Exposición de mis cuadros en el Palacio de Justicia

No hay comentarios.:
Estoy en el Palacio de Justicia. Vine a exponer mis cuadros. Es muy raro todo lo que pasa acá.
Los primeros en acercarse fueron los niños lustrabotas. Perdón, ellos no se acercaron, yo ocupé  sus lugares. Ellos se sientan acá. Ellos trabajan acá. “Niños”, “trabajo”, “Palacio de Justicia”  algo anda mal, es que esas palabras juntas no tienen sentido.  No tardaron en reconocerse, en uno de mis cuadros están dos de ellos. No sé a quién pinté. Solo fotografié una escena, una composición, y ahí estaban en mis fotos. No fue mi intención hacer retratos. Solo manché  las caras y salió lo que salió. 
“Ese es Lucas” me dijeron. ¿Lucas? Pinté a un Lucas lustrabotas sin saberlo.  

La gente pasa, mira los cuadros, las mujeres desean mis flores, tal vez las imaginan en sus salas, en sus dormitorios, preguntan precios y se van. Los hombres se quedan, sacan fotos a los niños lustrabotas (los míos, los dibujados; los reales están a mi lado conversando, lustrando zapatos) y me cuentan sus percepciones de lo que ven en mis cuadros.
-La felicito señora usted ha tomado la escena humana del palacio, la de la dignidad. Lo que es lindo,  la frutera, los niños. Porque acá adentro si tuviera que pintar algo seria un pozo negro, podrido. Yo trabajo acá hace muchos, muchos años-  me comenta un  señor de edad, notablemente admirado con mis dibujos. Me interrumpe una señora ¿Cuánto sale? ¿Hace cuotas? Sigue pasando la gente, indiferente a la suerte de mis nuevos amiguitos. Les conté que el perro del cuadro era mi Darky. Alguien pregunta un precio. ¡¿Un millón?! Repite un lustrabotas asombrado.
Si ellos pintaran y vendieran ganarían más dinero que lustrando botas…. Y se me vinieron cientos de ideas. Ya ustedes se imaginaran.
Un abogado me dice que es su materia pendiente en la vida. ¿Enseña? ¿Por cuánto? El miércoles empiezo a pintar con usted. Mientras suena el arpa de Los Ribereños Paraguayos,  un grupo musical que está tocando en vivo en la plaza mientras dos o tres mesas con señoras adornan el lugar que quiere forzar a una primavera allí adentro donde el sol no llega. Las plantitas reales y mis cuadros no pueden hacer salir el sol en el castillo de frío mármol que refugia tanta tristeza entre juicios, disputas y corrupción…es como si la justicia se escondiera.   
-Donde estudiaste, son tan reales tus cuadros…- me pregunta una señora.  (Se gana autoestima acá) –En Bellas Artes, le contesto-   
Toda esta gente hace alharacas de su capacidad de indiferencia. 
No dejaría por nada del mundo que uno de ellos lustre mis zapatos.  
Eran como 10 niños, todos tenían la cara de mi hijo, lo imaginé en cada uno de ellos.
-¿Vas a la escuela?- le pregunté a uno de aproximadamente 8 años 
-Si, a la tarde, acá en San Antonio-


Justicia donde te metiste, porque en tu palacio, no estás. 
Feliz primavera. 

jueves, 24 de julio de 2014

Misión cumplida por esta semana

No hay comentarios.:

Gracias a todos los que fueron parte del millón de amigos. Llegamos y pasamos la meta. Si quieren seguir ayudando me escriben a solidaridad@mihijoyyo.com y les digo como.
Por ahora llegamos a cumplir con lo pedido.
Gracias especiales al equipo creativo de Lenguapop por su apoyo!

jueves, 19 de junio de 2014

Aparici

No hay comentarios.:
Ser alumno de él era frustrante para muchos. Si algo le faltó al tipo fue el don de la hipocresía. 
Siempre te decía la hiriente verdad. 
"Tu dibujo es horrible"o "dedícate a otra cosa". 
Algunos se quejaban de sus exigencias con las marcas de pintura y la calidad de los pinceles costosos, o las hojas.
Su respuesta era esta: "Si no tienes plata vete a estudiar a la escuela de educación física" 
Muy motivador el español. 
Verlo pintar provocaba aun más desilusión, yo creo que la magia estaba en probar el pincel con su saliva...
Ah sí, chupaba el pelo y si no se ponía de punta, el pincel en cuestión era inútil.
Supongo que ahí estaba el secreto, su saliva habrá tenido algún químico que hacía que los colores y las sombras se vean como se ven. Y aunque me niego rotundamente a pensar que era la nicotina o el tabaco, la duda está. 
Las clases eran imposibles, yo con asma y embarazada, el fumaba y nadie podía hacer nada para evitarlo, supongo que ni el mismo. 
Vi gente llorar, no podían terminar la carrera de 5 tediosos años porque no conseguían aprobar la temida clase de acuarela con Aparici. 
Si uno podía madurar y entenderlo, entender sus chistes, ir más allá de sus bromas e ironías, y captar lo que sus manos hacían, en pocas horas y con la poca luz de las sufridas aulas de Escuela de Bellas Artes (hoy ISBA); se llevaba la más alta técnica de acuarela que haya pintado algún ser en el Paraguay.  
Mirar con sus ojos, mezclar como él, seleccionar los colores y marcar las perspectivas. 
Aprender a despreciar las acuarelas baratas y carentes de pigmentos vivos, y descartar papeles que no fueran Canson fue una maña que adopte de él. 
Sus excesos de mañas y delicadezas dieron fruto en sus obras y gracias a él en las mías.  
De él aprendí a usar como prioridad materiales de  la mejor calidad, porque como siempre digo, la gente no va preguntar con que se pintó si no quien lo pintó.

Lo que nos dejó es extraordinario.
Algunas acuarelas son paisajes de su tierra natal, otras son del país que le dio amparo y donde dejó su herencia, hijos, cuadros, nietos…Y a los que tuvimos el privilegio de ser sus alumnos y escuchar sus terribles chistes, aprender a ver, a dibujar y a pintar.
Si hubiera escrito algo así “el profe Aparici era un encanto” ahora mismo se levanta de su tumba y me reta, y de paso me manda al %&^*  porque mis pinceles son de mango negro y no azul.  Así que tengo que hacer honor a su memoria.
Para completar la historia de este profesor que me dijo que yo tenía la forma de un cambushi (cántaro en guaraní) conocí a su hija con quien entablé una amistad tan importante que hoy de puro gusto me aguanto el humo del cigarrillo para charlar con ella, y feliz vuelvo a mi casa con ataques de asma, pero ella lo vale. Es la razón por la cual no puedo tomar café con ella dos días de seguido, o me entierran. Así es la vida.



Pd. Si quieren los cuadros de Emili ya quedan pocos, son un lujo y están en venta. Directo de la casa de su hija. Me pueden escribir a elda@mihijoyyo.com  




Un BLOG se lee de atrás para adelante

Gracias por compartirlo

Mis libros son de

Atención

Si encuentran alguna explicación médica, es únicamente lo que yo como mamá, en el proceso, entendí.

Nada de lo que esta escrito debe ser usado como referencia de diagnostico o síntoma.

Hoy Lucas esta en remisión, y vive normalmente.